• es
  • en

Una caldera es un recipiente a presión a fuego directo, por lo que requiere para su diseño, cálculo y construcción de un cuidado estricto.

No existe norma Mexicana para la fabricación de calderas en México, existe únicamente la NOM‑020‑STPS, la cual norma el funcionamiento y las condiciones de seguridad de los Recipientes sujetos a presión y calderas.

Las calderas que se fabrican en México, se diseñan, calculan y se construyen tomando como norma, a la Norma Americana (USA) también llamado Código ASME (The American Society of Mechanical Engineers), una de las normas de fabricación más exigente a nivel mundial.

En el momento de su fundación en el siglo 18, uno de los objetivos del ASME fue mejorar la seguridad y el diseño de equipos relacionados con la generación de vapor por iniciativa de las grandes compañías aseguradoras debido a la enorme cantidad de explosiones fatales de calderas que ocurrían año con año en aquella época.

Actualmente el ASME cuenta con más de 125,000 socios a nivel mundial y su estricto código de normas de fabricación de calderas y recipientes de presión lo han convertido en el organismo líder y más respetado en el campo de la ingeniería mecánica en el mundo entero.

Las compañías de seguros en nuestros vecinos países del Norte (Estados Unidos y Canadá), así como la totalidad de los compradores y usuarios de calderas, en estos países, exigen que la caldera que se les venda incluya el estampado del sello ASME. Sin este sello estampado en el cuerpo de la caldera, no pueden operar las calderas en Estados Unidos de Norteamérica y Canadá.

Para poder estampar el sello ASME en una caldera, se requiere de un reporte de inspección llamado DATA-REPORT firmado por un inspector autorizado por el Código ASME en Estados Unidos. Este inspector, para expedir su autorización, firmando su DATA-REPORT, debe checar minuciosamente que el taller de fabricación, tenga un certificado de autorización vigente para estampar el sello ASME.  Sin este certificado de autorización vigente por parte del ASME para estampar su sello no procede ni siquiera el inicio de inspección por parte del inspector autoridad, autorizado por el ASME para llevar a cabo dicha inspección físicamente de la caldera que se pretende estampar.

CERTIFICADO DE AUTORIZACIÓN VIGENTE PARA ESTAMPAR EL SELLO ASME.

Cuando un taller de fabricación tenga la intención de  estampar cuerpos de caldera de acuerdo al código ASME, necesita obtener la certificación de la Sociedad Americana de Ingenieros Mecánicos con la autorización para estampar el sello ASME.

Para la obtención de dicha aprobación tendrá que cumplir un sinnúmero de requerimientos especiales por el código ASME: Tendrá que contar con un ingeniero titulado que ocupe el puesto de control de calidad y el cual deberá de conocer al pié de la letra el código ASME.  Este ingeniero dedicado únicamente al control de calidad, será la persona de enlace entre los inspectores de ASME y el taller. El taller deberá preparar su programa de control de calidad (Quality Plan Control) el cual deberá contener todos los puntos de control e inspección por parte del taller, como son:

  • Control de dibujos y especificaciones.
  • Control de lista de materiales.
  • Control de adquisición de materiales.
  • Control de recepción de materiales.
  • Control de almacenaje de materiales.
  • Control de certificados de calidad de los materiales, en especial de la placa de acero para la fabricación de las calderas.
  • Control especial para los diferentes materiales de soldadura.
  • Control de soldadura: Procedimientos de soldaduras calificadas.
  • Control de soldadores:  Calificación de soldadores
  • Control de relevado de esfuerzos en horno de relevado de esfuerzos.
  • Control de pruebas no destructivas: Se contratará a una compañía externa neutral para llevar a cabo las pruebas no destructivas de rayos X con dictamen y diagnóstico.
  • Inspección durante el proceso de fabricación.
  • Inspección de ensamble del cuerpo.
  • Inspección de instalación de tubos flux.
  • Prueba hidrostática.

El taller deberá de contar con un horno de relevado de esfuerzos para poder llevar a cabo el relevado de esfuerzos de todas las soldaduras que forman el cuerpo de presión de la caldera, de acuerdo a las exigencias del código ASME.

El taller deberá de contar con soldadores calificados para llevar a cabo los cordones de soldadura del cuerpo de presión de la caldera.

El taller deberá contar con procedimientos de soldadura calificados con calidad código ASME Sección IX, para cada tipo de cordón de soldadura que se utilice en el cuerpo de presión de la caldera.

Una vez que el taller cumpla con todos estos requisitos elementales, se solicita la visita de un inspector de taller en Estados Unidos.  Este inspector verifica toda la documentación antes mencionada, la calificación del ingeniero jefe de control de calidad, la calificación de los soldadores, los procedimientos de soldadura, las visitas del taller para la fabricación de calderas, muy especialmente el horno de relevado de esfuerzos, la máquina para corrugar tubos cañones en caliente, y los equipos para soldadura con que cuenta la planta.

Durante esta primera visita, el inspector lleva a cabo la inspección física personal de una caldera específica, verificando toda la documentación y procedimientos requeridos para el estampado de esta caldera específica.

Si el taller pasa la prueba, la Sociedad Americana de Ingenieros Mecánicos otorgará un certificado de autorización para estampar el sello ASME para calderas, por una determinada vigencia.

Para poder estampar el sello ASME en una determinada caldera, el taller solicita la inspección de un inspector autorizado en México que venga a verificar la fabricación de la caldera, de acuerdo al código ASME, llevando a cabo 3 visitas para cada caldera, checando en cada visita la documentación necesaria y los pasos de fabricación, de acuerdo al código ASME.

El inspector verifica cada uno de los pasos, desde la adquisición del material adecuado, los certificados de calidad de los materiales que se usan para la fabricación de esta determinada caldera, su diseño y cálculo de acuerdo a la Norma ASME, la selección de los materiales, los procedimientos de soldadura, el manual de aseguramiento de calidad del proceso, la calificación de los soldadores, la calidad de los cordones de soldadura de acuerdo a norma, las radiografías de las mismas, el ensamble del cuerpo de la caldera, el certificado de relevado de esfuerzos (horno de relevado de esfuerzos para las costuras de soldadura del cuerpo) y finalmente la prueba a presión o prueba hidrostática del cuerpo de acuerdo al ASME.

Posteriormente, y una vez que la caldera, haya pasado por todos estos pasos de inspección en forma 100% satisfactoria, el inspector expide su reporte de datos (DATA-REPORT) para que esta caldera pueda ser estampada y registrada con un número en el ASME de Estados Unidos.

En otros países existen otros códigos o normas de fabricación (por ejemplo en Alemania el DIN y las normas internacionales ISO), que tienen sus respectivos sistemas de cálculo e inspección, pero ninguno tan exigente como el Código ASME de Estados Unidos de Norteamérica.  Los márgenes de seguridad más altos y de mayor vida útil (mayores espesores) son los que dicta el código ASME, que por lo cual, es la Norma de fabricación de Calderas y Recipientes a Presión de mayor aceptación a nivel mundial.

Un cliente que exige un cuerpo de caldera estampado con el sello ASME junto con la entrega de una copia del DATA-REPORT de su caldera, tendrá la seguridad de haber adquirido un cuerpo de caldera fabricado con estricto apego al código o norma ASME y con la inspección de un inspector autoridad avalado por el ASME de USA.  Tendrá así mismo la seguridad de que su caldera fue fabricada en un taller autorizado para estampar el sello ASME con autorización vigente.

Obtendrá la calidad deseada, con la seguridad de una inspección física detallada, por un inspector autoridad calificado por el ASME en Estados Unidos, para poder llevar a cabo esta inspección en México.

No es lo mismo escribir que la caldera fue fabricada con estricto apego al código ASME, que escribir que la caldera fue fabricada con estricto apego al código ASME, en un taller autorizado vigente para estampar el sello ASME, bajo la inspección del inspector autoridad, autorizada por el código ASME, para lo cual entrega la caldera estampada y una copia del DATA REPORT del inspector firmada por el mismo.

El poder estampar el ASME, fabricar realmente de acuerdo al ASME, tener un taller de fabricación que cuente con el certificado de autorización para el estampado ASME vigente,   contar con la inspección de un tercero certificado y autorizado por el ASME para expedir un DATA REPORT y finalmente poder estampar el sello ASME, tiene un costo adicional, que garantiza la calidad del producto, su vida útil y la confiabilidad y seguridad en su operación.