• es
  • en
COMPUERTAS DE ALIVIO PARA SOBREPRESIONES DE GAS DE COMBUSTION

Las calderas de tubos de humo se pueden equipar con compuertas de alivio para sobrepresiones de los gases de combustión. Estas compuertas funcionan como una válvula de alivio calibrada a una muy baja presión (aprox. 30 pulgadas columna de agua) y protegen a la caldera contra daños mayores cuando existen explosiones del lado gases de la caldera.

Las compuertas de alivio de sobrepresión de la cámara de combustión, deben de ir instaladas entre el segundo y tercer paso de los gases de combustión y su diseño debe de ser de alivio periférico, garantizando de esta forma su operación efectiva. Estas compuertas son un elemento vital de seguridad, al que en muchos casos no se le da la importancia debida y necesaria.

¿CUÁNDO ACTUAN (ABREN) LAS COMPUERTAS DE ALIVIO DE UNA CALDERA?

La labor principal de éstas compuertas es la de aliviar explosiones dentro del tubo cañón de la caldera.

Las explosiones se pueden presentar cuando la válvula de combustible (solenoide) no logra un cierre hermético, dejando pasar combustible hacia el hogar de la caldera.  Por ejemplo, cuando un pedazo de material externo al combustible (astillas, corcho, piedra, estopas, mugre, arena, etc.), se interpone entre el asiento de la válvula, en el momento de cierre (o cuando por algún desperfecto, el sello del asiento de la válvula solenoide, deje de ser hermético, o cuando existe alguna fractura en el porta boquillas de las boquillas de atomización.

Otro tipo de explosiones se pueden presentar por residuos de combustibles líquidos o gaseosos dentro del tubo cañón u hogar de la caldera.  (Fisura en el porta boquillas).

Cuando no existen las compuertas de alivio, o están instaladas a la salida del tercer o cuarto paso, la explosión tiende a buscar una salida.  Normalmente se desprenderá la tapa trasera de la caldera, logrando atravesar hasta 5 paredes de ladrillo o arrojando la misma a más de 40 metros de distancia, con consecuencias potencialmente fatales (mortales).

Adicionalmente el cuerpo de presión de la caldera tendrá que absorber constantemente fatigas adicionales de gran envergadura, que tarde o temprano ocasionarán rupturas por esfuerzos no considerados en el tubo cañón o espejos de la caldera por la falta de compuertas de alivio de gases.

Todas las calderas horizontales de Powermaster cuentan con compuertas de alivio de sobrepresión en el lado gases instaladas de línea.