• es
  • en

La caldera de tubos de humo, está diseñada para una vida útil de más de 20 años.

Esta larga vida útil, se considera “normal”, cuando la caldera es operada de acuerdo a la información del manual de operación y siempre y cuando el diseño del cuerpo de presión de la misma tenga integrado un hogar o tubo cañón corrugado en caliente.

Todas las calderas Powermaster con presiones de diseño de 10.5 Kg/cm2 o  mayores, de 80 HP a 1500 HP se fabrican con un tubo cañón corrugado en caliente.

El proceso más difícil en la fabricación de una caldera de tubos de humo, es indudablemente la fabricación del tubo cañón corrugado en caliente; de la misma forma, este es el proceso más costoso, el que asegura una larga vida útil y el que más impacto tiene sobre el precio final de la caldera.  (Una caldera con un hogar de tubo cañón corrugado en caliente, es aproximadamente 30 ó 35 % más cara, que una caldera con un hogar de tubo cañón liso).

De la misma forma, una caldera con tubo cañón corrugado tiene una vida útil normal tres veces mayor.

¿POR QUÉ EL TUBO CAÑON CORRUGADO?

Conforme aumenta el diámetro de la caldera (tamaño y capacidad), aumenta el diámetro del hogar requerido para alojar la flama, así como la longitud de la flama; al aumentar el diámetro y la longitud entre espejos del cuerpo de presión, en función de la presión de operación requerida de la caldera, aumenta el espesor del tubo cañón liso.  Al no tener algún “medio” para absorber las expansiones y contracciones del material, se tiene que aumentar el espesor y de esta forma obligar a los espejos a recibir la fatiga total, producto de las contracciones y expansiones del tubo cañón liso.

El tubo cañón corrugado absorbe las expansiones y dilataciones del acero, evitando fatigas con tendencias a ruptura en los espejos del cuerpo de presión.  De esta forma se logra la elasticidad necesaria para asegurar una larga vida del cuerpo de presión.

LA IMPORTANCIA DEL DIÁMETRO DEL HOGAR O TUBO CAÑÓN DE LA CALDERA

El diámetro del tubo cañón u hogar de la flama, juega un papel predominante en el diseño de la caldera, ya que el área expuesta a la flama, es la de mayor absorción de calor y por lo tanto, el material con el coeficiente mayor de sobrecarga por unidad de área. Entre mayor sea el diámetro, menor será el coeficiente, menor envejecimiento sufrirá el material y por lo tanto, mayor será su vida útil.  Otro factor importante es el volumen total del hogar, obteniendo de esta forma el coeficiente de liberación de la flama.  Entre mayor sea el diámetro, menor será el coeficiente de liberación y por lo tanto mejorará la formación y conducción de la flama.  Todas las calderas Powermaster tienen amplios diámetros de tubo cañón.